Cosa

| 8 de noviembre de 2012 | |
Comenzare culpando a la hora, hace tiempo no me venían estos arranques de locura a esta hora, pero estoy taaaaaaaaan cansada que no debo estar pensando bien.
2. no se porque hay 2, pero lo hay. Esto había sido publicado en agosto, pero me arrepentí y lo saque, soy insegura, indecisa, loca, bipolar, etc., etc. Ahora creo que se quedara, pero todo depende a como amanezca mañana :D
3? Es un prologo, igual la historia no pensaba seguirla pero creo que ahora si, no se, veremos.
(ya les aburrí?, porque me aburrí a mi misma)

!Advertencia! 
Mi ortografía y gramática, no son muy buenas (intento hacer lo mejor, estoy estudiando para eso, pero no pidan perfección), me disculpo por aquellos que quieran arrancarse los ojos luego de leer, no era mi intención. También se que tiendo a perder el rumbo, otra vez, perdón.

Quiero opiniones, conozco algunas, porque solo muy pero muuuuy pocas personas lo han leído, claro que confío en ellos pero su juicio puede estar nublado por mi encanto (es la hora lo digo)
Opinen, no me enojo.

Cosa, aunque no lo crean, es el título de esto (es temporal no se impacten)
Creo que es todo.
Ahora veamos quien lee jajajaja




Prologo 


26 febrero 2011

Cumpleaños feliz…

Katia no podía parar de sonreír mientras miraba como su pequeño cantaba a todo pulmón, sosteniendo entre sus manitas, las cuales mantenía estiradas frente a su cara,  un delicioso pastel de chocolate decorado con una diminuta vela encima, la cual soplaría cuando acabara la canción.

Ya son 25 años, pensó mientras su corazón se hinchaba de orgullo al observar a Lucas.

—Son tres deseos— chilló el niño acercándole aún más el pastel. Katia cerró los ojos y pensó en sus tres deseos, imágenes, que esperaba algún día olvidar, recorrieron su mente haciendo que un escalofrió subiera por su espalda.
—Que Luky esté siempre protegido, que sea feliz y por favor… que no regrese— rogó mentalmente.

Abrió los ojos y sopló esperanzada que aquellos deseos fueran escuchados por quien fuera que estuviera allá arriba.

—Gracias cariño, ha sido maravilloso— dijo a su hijo mientras lo apretada entre sus brazos.
—De nada mami— susurró el pequeño tratando de zafarse de ella, y en cuanto lo logro corrió hasta la cocina.

Kat escuchó como revolvía el cajón de los cubiertos y luego lo vio regresar con un enorme cuchillo y dos platos para depositar las porciones del pastel.
— ¿Qué sucede?—preguntó cuándo el niño miró el reloj frunciendo el ceño y haciendo un leve mohín, algo entre nervioso y molesto.
—Sofí dijo que vendría a las nueve— comentó Lucas mientras volvía  a la cocina en busca de tazas y las demás cosas. El pecho de Katia se inflaba de orgullo al verlo, aunque sabía que su madures la había adquirido de la peor forma posible. 
Solo era un niño de siete años y ya se comportaba como todo un hombrecito, miró su cara y se detuvo en la pequeña cicatriz que tenía en el pómulo, esa ínfima línea era el recuerdo imborrable del día en que su hijo dejo atrás la dulce infancia. 
Recordaba claramente el día en que Lucas había llegado corriendo a su lado para alejar a Tony de ella, el niño no había logrado mover ni un centímetro el cuerpo de su padre pero sí logró que dejara de golpearla, aunque luego la violencia se volcará contra él. Esa fue la única cosa que hizo reaccionar a Katia, antes de aquel momento había estado ciega de amor por su marido y el padre de su hijo, aceptaba todos los golpes y no se quejaba, pero el idiota cometió el error de meterse con lo más sagrado que ella tenía, Lucas era su vida, su corazón y su alma y cuando lo vio tirado en el piso con la mitad de la cara cubierta de sangre había reaccionado, no sabía cómo pero logro escapar con su hijo en brazos dirigiéndose a la casa de Sofía.

—Mamá— la voz del pequeño la saco de sus recuerdos. Sus dulces ojos color avellana la miraban impaciente mientras le ofrecía el cuchillo.
—Te amo bebe— dijo mientras lo tomaba con cuidado y cortaba las porciones para ambos.
Estuvieron comiendo y riendo un buen rato, Lucas miraba el reloj y la puerta a cada instante, ansioso por ver aparecer a su madrina, él la adoraba, era como su segunda mamá y a Kat eso no le incomodaba, más bien lo agradecía, sabía que el niño no estaría solo en caso de que…

Dios, no vayas por ahí, se reprendió mentalmente. 

Miró a su hijo que seguía evitando comer el pastel, al cual miraba cabizbajo y pinchaba con el tenedor de vez en cuando. Se dio cuenta que su cabello castaño ya comenzaba a caer sobre sus ojos formando leves ondas en las puntas, pero ya habría tiempo para cortes de pelo, recién estaban comenzando las vacaciones y él solo debía disfrutar.

Un fuerte ruido contra la puerta los sobresaltó a ambos, los ojitos de su hijo se abrieron asustados.
— ¡Kat abre la maldita puerta!—el ronco grito hizo que se parara de un salto y corriera al lado de Lucas. No podía ser, el no podía haber vuelto. — ¡Mierda, la puta puerta !AHORA!—los golpes eran cada vez más fuertes, sabía que si seguía tumbaría la puerta y ambos estarían muertos.
—Mami— susurró Lucas abrazado a sus caderas. Su rostro estaba pálido del miedo y su cuerpo tiritaba visiblemente.
—Shhh, no digas nada— susurró abrazándolo con más fuerza. — ¡Vete de aquí Tony, te meterás en problemas!— Trató de mantener la voz firme pero era realmente difícil.
—Que te crees zorra, ¡eres mi mujer! Como no me abras voy a tumbar la puerta y te juro que será peor—  La voz de aquel animal sonaba pastosa, claramente venia borracho.
—Lucas, mírame— se agachó frente a su hijo y lo obligó a mirarla— Quiero que corras a tu escondite y te quedes ahí en silencio— antes de que la interrumpiera prosiguió— No saldrás de ahí hasta que Sofí o yo te llamemos, por favor cariño no salgas de ahí sea lo que sea que escuches— intento que no se notara el miedo en su voz. Sentía las lagrimas acumularse en sus ojos, pero no lloraría, no más.

Los gritos y golpes eran cada vez más fuertes, si seguía así no pasaría mucho antes de que la puerta cediera y aquella alimaña entrara. Besó la frente de su pequeño y lo abrazó con todo el amor que tenia, parecía una despedida y probablemente lo fuera, antes de que se marchara le entrego el móvil para que llamara a su amiga, solo esperaba poder entretener a Tony lo suficiente.
Justo cuando escucho cerrar la puerta del dormitorio, sintió el ruido de los vidrios quebrarse, aquel hijo de puta había roto la ventana que estaba a un lado de la puerta e introducía la mano para abrirla, haciendo que esta golpeara duramente contra la pared.
Se dio la vuelta con lentitud, los músculos tensos, preparada para todo.

—Te dije que eras mía—gruñó tomándola por el cuello con fuerza —Tú, esta casa y hasta ese maldito crío, son míos y nadie los separara de mi— el golpe no se hizo esperar, le cruzó la cara de un manotazo tirándola al piso.
—Ya no— murmuró, luego lo miro tratando de pararse del piso — ¡Ya nunca más!— gritó abalanzándose contra él, no quería que se pusiera a buscar a Lucas.
Pero no logro volver a ponerse de pie, una fuerte patada en el estomago la doblo por la mitad dejándola en el suelo intentando respirar.
—Nunca debiste haberme desafiado— gruño mientras los golpes se sucedían.
El dolor ya no le importaba,  su mente la obligaba a intentar ponerse de pie y obtener el tiempo suficiente para que su hijo estuviera a salvo, nada mas importaba.

Sofí, date prisa por favor—fue el ultimo pensamiento coherente que logro esbozar su mente, luego todo se volvió negro.




11 comentarios:

BellSka-Mia Dijo:
8 de noviembre de 2012, 19:03

Como lo dije y lo sigo diciendo, esta historia me encanta!!!!!!!!! sigo siempre esperando a ver la continuación desde que la lei por primera vez en una tarde de locuras, ¿Recuerdas? ajajajajaja fue buenisimo :p
Sigue, sigue!!!!!!!!!!!!!

Leny Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:19

jajajajjaja, lo diré solo una vez, no lo repitas jajaj
Seguiré, a menos que se acabe el mundo... o me baje otra vez las ganas de mandarlo a la mierda, por ahora voy "encaminada"

Gracias por los animos :p

BellSka-Mia Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:21

Sigue encaminada que yo aquí seguire apoyandote hasta el final ^.^

Leny Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:24

Belindaaa!
Me tienes vigilada???
que rápido respondiste.... donde están las cámaras??? dime ahora!

(Leny mira a su alrededor alzando una ceja, buscando las cámaras escondidas en la habitación)

BellSka-Mia Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:32

Claro que te vigilo, pero no te dire como muahahaha

Leny Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:35

No me vigiles...Por qué me vigilas???
Yo soy la que vigila a la gente ¬¬
Lo descubriré y cuando lo haga sera mejor que corras
Muajaja
Ahora enserio, como rayos lo haces ¬¬ (mira atentamente la cámara del portátil frunciendo el ceño. Le da unos golpecitos y luego la tapa y destapa con el dedo)

BellSka-Mia Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:38

Si te vigilo porque Ska esta aburrida y no, no es la camarita del portátil. >.<

Leny Dijo:
9 de noviembre de 2012, 2:46

(levanta el portátil y lo mira por todos lados y nada)
jum.!!!!!!! no seras una aparición... o si??

Sabes, esto de las múltiples personalidades es un problema jajajajjaja

BellSka-Mia Dijo:
9 de noviembre de 2012, 3:00

Aparición yoooooo???? O.o
Te dejare con la duda jojojojojo y lo de las múltiples personalidades es lo que nos hace estar cuerdas jajajajaja
Y ya me fui a mimi zzzzzzzzzZzzzZzZZzzz...

Kramer Dijo:
9 de noviembre de 2012, 10:51

Bell, no necesitas vigilar a la Sugar. Ahora tenemos con qué chantajearla! Si ella nos presiona con Unhunted, nosotros la presionaremos con "Cosas", muajajajaja...

Esta historia tiene una pinta increíble! Ya conoces mi opinión, Leny.
Escribe más!

Besazo!

BellSka-Mia Dijo:
9 de noviembre de 2012, 16:31

Es que Ska sale solita a chismear a sus hermanas yo no se nada jum. pero si me gusta la idea de presionar jijiiji

Publicar un comentario